cupón-5% Dto. en 1ª compra con cupón BIENVENIDA
envio gratisEnvíos gratis a partir de 70€
tiempo-envioEnvíos en Stock en 48h
Mantenimiento > ¿Cómo hacer el mantenimiento de una moto en casa?

¿Cómo hacer el mantenimiento de una moto en casa?

¿Cómo hacer el mantenimiento de una moto en casa?

El mantenimiento de una moto en casa es, en líneas generales, sencillo, y sólo hay algunas operaciones que exigen de ciertos, o muchos, conocimientos mecánicos.

Si eres de los que no te gusta mancharte las manos ni curiosear para aprender del mundo de la moto, este artículo no es para ti. Pero si quieres saber cómo es tu moto, qué componentes consumibles puedes sustituir tú mismo ahorrándote además un buen dinero en el taller y aprender mecánica de motos… ¡sigue leyendo! Y no olvides que es fundamental estar en un lugar con buena iluminación y tener a mano el manual de usuario de tu moto. Te dará las respuestas a muchas preguntas que se vayan planteando.

mantenimiento de una moto

La herramienta

Para cualquier operación de mecánica básica, por muy pequeña que sea, vas a necesitar herramientas. La mayoría de las motos utilizan tuercas y tornillos convencionales, allen o torx. Así que un buen plan es hacerte con un maletín de herramientas. Los hay súper completos por menos de 100 €, y disponen de prácticamente todo lo necesario para desmontar una moto entera. La única herramienta extra que necesitarás, quitando unos alicates de corte y planos que siempre vienen bien, es la llave de extracción de filtro de aceite, preferiblemente de banda metálica o cadena, por ser válidas para diferentes medidas de filtro. Además de esto siempre es conveniente disponer de papel, unos guantes de látex y una bandeja de plástico plana. ¡Y listos para empezar!

Cambio de aceite

Es la operación más habitual en el mantenimiento mecánico de una moto, sin tener en cuenta los aspectos de mantenimiento de uso, como lavarla, tener engrasada la cadena de transmisión, comprobar habitualmente la presión de los neumáticos, etc.

En el manual de mantenimiento se indica el tipo de aceite y su densidad (SAE), así como la cantidad requerida. Lo primero es comprar el aceite de moto de 4 tiempos.

Si tienes una moto naked o trail la operación es fácil, pues no hay que desmontar carrocería. Si es turística necesitarás quitar unas cuantas piezas para acceder al motor. Es importante analizar un poco su disposición, y sobre todo ir apuntando dónde y cómo va cada elemento que desmontes, para luego recordarlo al montarlo. No suele ser muy complicado, y bastaría con soltar la parte inferior del carenado, que denominamos quilla.

En las motos naked o trail, el cambio de aceite es fácil, ya que no hay que desmontar la carrocería, como ocurre con las motos turísticas

Tras ello, localiza el tapón de vaciado, coloca una bandeja debajo, y ve aflojándolo poco a poco hasta sacarlo por completo. Es interesante haber tenido la moto arrancada un par de minutos antes, lo suficiente como para que el aceite se haya calentado un poco, pero que no queme. Así estará menos denso y se vaciará mejor.

Después, con la llave de filtro de aceite, lo desenroscamos y extraemos. Al sacarlo con la mano (mejor envuelto en un poco de papel para no mancharnos mucho), lo colocamos rápidamente boca arriba para que no se derrame todo el aceite de su interior. Dejamos que escurra bien todo el aceite del motor unos minutos, y nos disponemos a rellenarlo.

Para ello, volvemos a poner el tapón de vaciado, que necesitará una arandela de cobre nueva y un apriete muy concreto. No podemos apretar demasiado los cárteres, ya que son de aluminio, de lo contrario podríamos fisurarlos. Cada tornillo tiene su par de apriete, que probablemente venga en el manual, lo que implicará que tengas a mano una llave dinamométrica. Si no lo sabemos, no pasa nada. Con la carraca apretamos con tiento, y sin forzar, nosotros mismos notaremos cuando está en su punto óptimo de apriete sin pasarnos.

Recomendamos arrancar la moto un par de minutos antes para que el aceite se caliente, esté menos denso y se vacíe mejor

Después ponemos el filtro de aceite nuevo, cuyo borde o junta tórica impregnamos con un poco de aceite, y apretamos con la mano todo lo fuerte que podemos. No hace falta más. En los filtros de papel o rejilla que van alojados en un hueco solo tenemos que atornillar lo desmontado previamente. Luego vertimos el aceite nuevo (si tienes un embudo a mano la cosa se facilita mucho), hasta el nivel indicado por el fabricante, en frío o caliente, según corresponda, y nos cercioramos varias veces por si hay que rellenar. Pero nunca hay que sobrepasar el nivel máximo de la marca del cárter, el ojo de buey o la varilla, puesto que aumentaría la presión e invadiría zonas que no queremos. ¡Y listo!

Cambio de batería

Esta es una de las operaciones más sencillas. Cuando a nuestra moto comienza a costarle arrancar, ha llegado el momento de sustituir la batería. Hay muchos tipos de ellas, ¡encuentra todas las baterías de moto en DeepMoto! Solo tienes que fijarte en el voltaje, las medidas y el lugar donde tiene cada polo. Es muy importante desconectar primero el polo negativo y luego el positivo. Y al instalar la batería nueva, poner primer el polo positivo y a continuación el negativo.

Cambio de bujías

Como en los aceites, cada motor demanda unas bujías determinadas, en función de su grado térmico y tipología. Los códigos que indican qué bujía corresponde a nuestra moto los encuentras en el manual.

Es necesario contar con una llave de extracción de bujías. Las aflojamos, las sacamos, y con cuidado y sin toquetearlas demasiado introducimos las nuevas. Al ir enroscadas en la culata, que es de aluminio, hay que tener cuidado al apretar. Tienen una medida de apriete concreto, pero si no la sabemos, como con el tornillo de vaciado de aceite del motor, enroscamos al tiento hasta que notemos que están bien fijadas… pero sin pasarnos.

Cambio de filtro de aire

En las motos de off road, la limpieza del filtro de aire se realiza prácticamente en cada salida o excursión. Es por ello que está muy accesible. En las motos de carretera la cosa cambia, y suele estar debajo del depósito de combustible, dentro del airbox u otra ubicación que requiere de cierto desmontaje. Además de algunos tornillos, igual hay que soltar también algunos manguitos de vaciado. No es difícil sustituirlo, pero hay que quedarse con los pasos que vamos dando. Una vez cambiado, volvemos a montarlo todo como estaba, y operación terminada.

Cambio de líquido anticongelante

Con el paso del tiempo, el líquido anticongelante o refrigerante pierde propiedades y coge impurezas, de ahí la necesidad de cambiarlo. Hay diferentes tipos en función de la temperatura mínima capaces de soportar y el punto de ebullición.

Para sustituirlo, quita el tapón del radiador y busca el punto del circuito de refrigeración situado más abajo en la moto. Suele ser la bomba del agua, que tiene un tornillo de drenaje. Retíralo. Sobre una bandeja deja que caiga todo el líquido. Vuelve a colocar el tornillo, y rellena por el radiador hasta la marca máxima.

Arranca la moto y deja que se caliente un poco, para que circule toda el agua a través de la bomba de agua por el circuito, ya que si hay aire acumulado irá saliendo a la superficie en forma de burbujas. Ve rellenando lo que sea necesario. Tras unos minutos, apaga la moto y coloca bien el tapón. Cerciórate de que esté bien cerrado. Luego, en el bote de expansión, rellena el líquido entre las marcas de mínimo y máximo.

Cambio de lámparas y bombillas

Esta es una operación normalmente sencilla que puedes hacer tú mismo sin miedo a equivocarte. Con el faro frío, desatornilla la carcasa externa, retira la junta de goma y extrae con cuidado la bombilla fundida. Se hace hundiéndola un poco hacia dentro y girándola unos milímetros, puesto que tienen una posición de salida y entrada.

Podemos estropear las bombillas halógenas al tocarlas, ya que llevan un compuesto de cuarzo sensible a la grasa corporal

Con la nueva bombilla repetimos la operación, pero a la inversa, procurando siempre sujetarlas sobre la base. Son muy delicadas y además de romperlas, en el caso de las halógenas, podemos estropearlas apenas tocándolas, puesto que llevan un compuesto de cuarzo muy delicado que la grasa corporal puede romper. Si las tocas, límpialas con un trapo de microfibra o algodón.

Cambio de pastillas de freno

El cambio de las pastillas de freno de moto es una operación de mantenimiento que requiere de unos mínimos conocimientos sobre mecánica. No mucho, lo imprescindible. En primer lugar, hay que desmontar las pinzas de freno, sacar el pasador que las sujeta, que suele tener una grupilla de seguridad (la sacamos con los alicates planos), así como la pieza metálica que las mantiene en su posición. Al extraerlas, y según están los pistones (jamás sacarlos), los limpiamos con agua, jabón neutro y un pincel o algún limpiador de freno para moto.

A continuación, con un destornillador plano y grande los hundimos hacia el interior haciendo palanca para dejar hueco suficiente para las pastillas nuevas. Es conveniente dejar abierto el bote de llenado de líquido refrigerante y estar atento por si rebosa. Si lo has rellenado alguna vez podría ocurrir.

Una vez colocadas, volvemos a poner el pasador y con más maña que fuerza colocar las pinzas en su posición. Es importante que las pastillas sean exactamente las que corresponden a nuestra moto, sino frenará incorrectamente o directamente no lo hará. También hay que bombear con la menta de freno o el pedal para que los pistones vuelvan a su posición y hagan presión sobre las pastillas antes de comenzar a rodar.

staging.deepmoto.es-inicio-newsletter
inscríbete en nuestra newsletter

únete a la tribu deep moto

Recibirás información actualizada de todas nuestras novedades

Más información Flecha derecha